7 hábitos alimenticios que ayudarían a prevenir el Alzheimer

[toggle_content title=”7 hábitos alimenticios que ayudarían a prevenir el Alzheimer”]Your content goes here…[/toggle_content]

Alimentación-Saludable

Según investigadores, mediante la adopción de estos hábitos se puede ayudar a que el cerebro no sufra trastornos neurológicos.

Investigadores del Comité de Médicos por una Medicina Responsable, descubrieron siete hábitos alimenticios que podrían evitar entre un 70 a 80% el padecer de Alzheimer.

Los resultados de los estudios que realizaron dieciséis científicos demuestran que estas prácticas de alimentación no sólo podrían ayudar a reducir el riesgo de sufrir dicha enfermedad, sino que también diversos trastornos neurológicos.

A continuación, te dejamos los siete hábitos alimenticios que ayudarían a evitar sufrir de Alzheimer.

1. Minimizar el consumo de grasas saturadas y grasas trans:

Estas grasas “malas” tienden a aumentar los niveles de colesterol en la sangre, estimulando la producción de las peligrosas placas de beta-amiloide en el cerebro, las cuales son características de la enfermedad.

Según el Estudio de Salud y Envejecimiento de la ciudad de Chicago, las personas que consumen en su mayoría grasas saturadas tienen el triple de riesgo de desarrollar Alzheimer.

2. Verduras, legumbres, frutas y granos deben ser básicos en tu dieta:

Estos alimentos son ricos en vitaminas y minerales que protegen el cerebro, como la vitamina B6 y el ácido fólico.

El Estudio de Salud y Envejecimiento encontró que un alto consumo de frutas y verduras se asocia con un menor riesgo de deterioro cognitivo.

Una dieta rica en vegetales también reduce el riesgo de sufrir de obesidad y diabetes del tipo 2, dos patologías que podrían jugar un papel importante en el padecimiento de Alzheimer.

3. Consume al menos 5 miligramos de vitamina E al día:

Este antioxidante ayudaría a reducir los riesgos de padecer de Alzheimer y puede ser fácilmente adquirida consumiendo un pequeño puñado de nueces o semillas, o comiendo mangos, papayas, paltas, tomates, pimientos rojos, espinacas, panes y cereales enriquecidos.

4. Consumir suplementos de vitamina B12:

Obtener cantidades adecuadas de esta vitamina B (aproximadamente 2 mcg. por día), que se encuentra en productos de origen animal y los alimentos enriquecidos, ayuda a reducir los niveles de homocisteína, un aminoácido relacionado con el deterioro cognitivo.

En un estudio que realizó la Universidad de Oxford a adultos mayores con niveles elevados de homocisteína y problemas de memoria, los suplementos de vitamina B mejorarían la memoria y reducirían la atrofia cerebral.

Para las personas que tienen más de 50 años o siguen una dieta basada en vegetales, el tomar un suplemento es una ayuda adicional a su organismo.

5. Evita consumir multivitaminas con hierro y cobre, a menos que te lo indique un médico:

La mayoría de las personas tienen niveles adecuados de estos metales a través de su dieta, y la ingesta en exceso de ellos se relaciona con problemas cognitivos.

6. Evita cocinar con ollas y sartenes de aluminio:

Se recomienda utilizar ollas y sartenes de acero inoxidable o utensilios de cocina de hierro.

Si bien el uso del papel aluminio para envolver alimentos aún se está investigando, datos preliminares sugieren que podría contribuir a problemas cognitivos.

7. Caminar enérgicamente tras veces a la semana durante al menos 40 minutos:

La investigación sugiere que el ejercicio aeróbico regular puede reducir el riesgo de demencia en un 40 a 50%.

Fuente: 24horas.cl

Anuncios

Receta Natural para el #alzheimer

Esta receta no es un milagro ni un antídoto infalible para apartar el alzheimer de la vida de nuestros familiares más queridos, pero si es una fuente sana de riqueza para potenciar la memoria y las capacidades ya por si mermadas de los enfermos de alzheimer o de aquellos que quieren mantenerse saludables más tiempo.

¿Cómo llegó a nuestras manos? Hace dos años el hermano de un buen amigo nuestro, acudió a una convención internacional en México por negocios. En conversaciones con un conocido doctor de su gremio, le hizo saber que su madre llevaba años enferma de alzheimer pero que a pesar de lo cruel de la enfermedad, ella estaba estable y no se le había ido sus facultades físicas y psíquicas tan deprisa. Le comentó que desde poco de ser diagnosticada, le empezó a dar un preparado especial que ahora mismo os dejamos por si queréis llevarlo a la práctica. 

Receta para ayudar a potenciar la memoria, retrasar, prevenir y llevar de forma sana este mal.

  • Necesitaremos una manzana starking o similar, un tomate rojo mediano (mejor maduro), 3 o 4 moras; 2 fresas (o fresones); 2 nueces; 3 o 4 almendras; 1 o 2 cucharadas de piñones; 1/2 platano; 1/3 de taza de arándanos; una cucharada de avena; 1/3 de taza de cúrcuma o azafrán de la India.
  • El segundo paso es triturar durante uno o dos minutos; debe quedar una masa homogénea. Puedes utilizar agua mineral para aligerar la mezcla.

Nosotras llevamos un año y medio dándoselo a nuestra Lola y si, podemos decir que a pesar que ha pasado un año más por ella está más despierta y activa. Llevamos meses felices de ver que intenta hablar y responde con lógica, aunque sean solo con un SI, NO o un desenfadado “claro, mujer”. Hace un año no estaba así… Reconociendo, eso si, que el alzhéimer es una enfermedad sin cura y que ya está en una etapa avanzada, pero esta mezcla natural es una fuente de vitaminas que le ayudan a mantenerse más sana y equilibrada. Y si os sirve de algo…también lo está tomando mucha gente que no padece la enfermedad que conocemos desde hace meses. Lo sano es bueno! 🙂

Ojalá os ayude a mejorar el día a día de vuestros familiares!