O #alzhéimer

O alzhéimer

Aportación infantil de Pablo Díaz, 10 años. 

 

El poema inicial de Pablo está escrita en lengua gallega, mostramos la traducción al español.

POEMA TRADUCIDO:

 El alzhéimer no es recordado

ni tampoco deseado.

Ya que hace olvidar

lo que viste y lo que ves…

Por eso nadie la quiere tener,

para no olvidar

lo que se vio y lo que se ve…

Los que lo tienen, todo lo olvidan

y las cosas se les desaparecen

porque las guardan sin saber.

¡Pobre del que lo sufra!

Porque no podría recordar

ni de cómo comer

ni de cómo hablar.

Slider_004

POEMA ORIXINAL:

O alzhéimer non é lembrado

nin tampouco desexado.

Xa que fai esquecer

o que viches e o que ves…

Por iso ninguén a quere ter,

para non esquecer

o que se viu e o que se ve…

Os que o teñen, todo o esquecen

e as cousas desaparécenselles

porque as gardan sen saber.

Pobre do que o padeza!

Porque non podería lembrar

nin de como comer

nin de como falar.

Nuestro agradecimiento especial a Isabel Gey Pérez, presidenta de AGADEA, por ser nuestro puente para llegar a los niños de esta exposición creativa infantil online. A Mariclina, Karen, Ainoa, Guadalupe, Simplicio, Adriana, María, Pablo M., Iván, Manuel, Cristina, Laura, Marcel, Alicia, Alba y Pablo D. Niños del CEIP Agro de Muiño (Ames).

Anuncios

2 comentarios en “O #alzhéimer

  1. Cielo dijo:

    Querido Alzheimer:
    Si tuviera que enumerar las cosas que más odio de este mundo, en primer lugar estarías vos. Y de eso no me quedan dudas.
    Todos tenemos un ser humano favorito en el mundo, a quien queremos imitar, a quien idolatramos. Para algunos es Gandhi, para otros las Madre Teresa, para otros un Papa, por qué no un cantante? Un autor? Un presidente? Un pintor? En fin, en mi caso, no sólo idolatro y quiero imitar a esta persona. La quiero más que a nada en el mundo. Quizás no tiene tanta fama como un cantante, ni tanto dinero como un presidente, pero es mi abuela, y es lo mejor que hay sobre la faz de la Tierra. Ese ser humano claramente me enseñó a vivir, y éramos tan felices.
    Hasta que llegaste vos, querido Alzheimer. Y te la empezaste a llevar de a poquito. Al principio sólo le hacías olvidar un par de cosas, dónde deje los anteojos? Dónde quedó mi remera?. Después le hiciste creer que había gente que le robaba cosas. Más adelante, le inventaste personas que no existen, y la angustiás cuando busca desesperadamente esos hijos chiquitos que sólo ella ve. Cuando ya casi habías destruido todo su cerebro, la hiciste buscar gente que ya murió. Y ahora, todo eso junto. Y así vivís querido Alzheimer, torturando lentamente a mi abuela, todos los días, haciéndola vivir miserablemente. No se merecía este final. De eso no hay dudas.
    Sabes que es lo peor, querido Alzheimer, que me vas sacando día a día a mi ser humano favorito. Que de a poquito la hiciste soltarme la mano, y me hiciste crecer de golpe. Antes ella me cuidaba a mi, hoy, yo la tengo que cuidar a ella. Y sabes que pasó hoy, querido Alzheimer? Hoy no me reconoció, hoy me miro con ojos perdidos, no supo quien era, y se negó a abrazarme. Ya me soltó la mano del todo, estás contento querido Alzheimer?
    Y hay algo que me duele más todavía, algo que no me lo perdono. Poco a poco ya no me acuerdo cómo era, ya ni en sueños la veo plena y llena de memoria y sensatez. Ya no se por qué la quiero tanto. Es que la memoria es frágil, mi querido Alzheimer, ya lo sabrás…
    Y dolés, querido Alzheimer, cómo doles! Te llevas la cordura de la gente, y eso no tiene perdón. Las condenas a vivir mal hasta el día de su muerte. Pero sabes contra que no podes? Contra su alma querido alzheimer, yo se que en el fondo ella me sigue queriendo, como cuando vos no estabas en nuestras vidas…
    Y por estas razones, querido Alzheimer…
    Te odio por siempre…
    Anónimo.

    Me gusta

    • Lola Alzheimer dijo:

      Gracias Cielo por dejarnos estas palabras. Perdona por no haber contestado ni publicado antes tu comentario, pero desde que Lola nos dejó en septiembre hemos estado un poco “apagadas”… Estamos contigo y pensamos lo mismo que tú!. El maldito Alzheimer nos arranca la vida a los pocos, pero el amor y el alma de nuestros familiares con alzheimer y la nuestra crece infinitamente…eso no nos lo podrá arrebatar jamás!! 🙂
      Un abrazo enorme!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s